Números

Una ley que no se cumple no es ley y un Derecho que no se puede ejercer no es Derecho

Paola Galico

La realidad y dimensiones que ha alcanzado el delito de trata de personas en México superó ya por mucho el mandato de ley, las acciones gubernamentales y los encargados de procurar e impartir justicia. La red de complicidades y silencios a nivel social, institucional y gubernamental han solapado el delito e inhibido su investigación, persecución y sanción. En suma, en este país tenemos una ley que no se cumple y derechos establecidos para las víctimas que no pueden ejercer.

Artículo en línea:

Descargar PDF